Desde que un niño se encuentra en el vientre de su madre, sus genes ya están predeterminados para lograr el buen desarrollo del pequeño.

Para los especialistas, sólo se requiere que el niño se encuentre en un medio estable para lograr su neurodesarrollo.

Eduardo Barragán Pérez, neurólogo pediatra, dijo: “Lo que necesita un niño, uno, es una familia estable donde no lo estresen, que le permita ir ganando habilidades y que se desarrolle lo mejor de lo que él se tenía que desarrollar”.

La ciencia moderna ha comprobado que el uso de dispositivos electrónicos desde los primeros años, no genera enfermedades neuronales, ni impide su correcto desarrollo.

Sin embargo, puede generar una sobre estimulación en el cerebro del pequeño.

Los primeros dos años de vida el crecimiento cerebral es, a todo lo que da, son neuronas que están trabajando a todo lo que da, y si yo le meto mucho más sobre estimulación con tantas luces, y con tanto, pues aunque sean videojuegos educativos, al final estoy exponiendo a situaciones a un cerebro que no estaba preparado para eso”, destacó Eduardo Barragán Pérez, neurólogo pediatra.

También puede ocasionar alteraciones en el desarrollo emocional del niño.

De ahí que la recomendación de la Academia Americana de Pediatría sea limitar a dos horas al día, el uso de cualquier dispositivo electrónico en niños menores de seis años.

Además, se recomienda alejar el uso de tablets en la noche, pues también puede generar trastornos del sueño.

Con información de Karina Cuevas

LSH