En principio, el balón reglamentario -Telstar- que regresó a nuestro planeta abordo de la Soyuz que aterrizó en la estepa de Kazajistán debería ser utilizado en el partido inaugural del torneo entre Rusia y Arabia Saudí, que se celebrará el 14 de junio.

Así lo explicó en marzo el cosmonauta ruso Oleg Artemiev que lo llevó a la Estación Espacial Internacional junto a la mascota del torneo, el lobo Zabivaka.

No obstante, la FIFA no ha confirmado aún que ese sea el balón de Adidas que se pondrá en juego dentro de once días en el estadio Luzhnikí.

Esta no es la primera vez que los cosmonautas promocionan el Mundial de Rusia, ya que en octubre de 2014 presentaron desde la estación espacial el logotipo del Mundial.

Ese acto fue transmitido en directo por televisiones de todo el mundo y seguido en la Tierra por el entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Con información de EFE.

RAMG