Cuenta con un doctorado y dos maestrías, su nombre es Jorge Lechuga Andrade, él es el mexicano que diseñó un sistema de desalinización del agua, destinada para el consumo humano.

El mecanismo diseñado produce una ósmosis inversa centrífuga, por generación de vórtices de Dean que desaliniza el agua de mar.

Lechuga Andrade recibió el Premio Nacional del Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos en 2015. Además de que su proceso es reconocido en México y en Estados Unidos como original, innovador y sustentable.

La ventaja de este sistema con respecto a otros similares es que su costo de producción es menor y solo requiere un 80 por ciento de energía eléctrica.

Por si fuera poco, reduce el impacto en fauna y flora marina al aprovechar el agua de rechazo para que esta sea devuelta al mar posteriormente del filtrado de ósmosis.

Después de 6 años, instituciones mexicanas y estadounidenses dieron su reconocimiento a este proceso. Las patentes otorgadas cuentan con una validez de alrededor de veinte años.

Con información de Huffington Post México