Un equipo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolló múltiples productos a base de salvado de arroz, entre ellos, cubiertos comestibles, mazapanes y totopos altamente nutritivos.

Adrián Quintero Gutiérrez, Javier Villanueva Sánchez, Guillermina González Rosendo y Víctor Alcántar Rodríguez, quienes están a cargo del proyecto, señalan que los alimentos desarrollados no solo tienen “la textura perfecta” sino que aportan múltiples nutrientes, tales como antioxidantes, aminoácidos esenciales, vitaminas B1, B2, B3, B6, B9 y E, sodio, potasio, calcio, magnesio, hierro, zinc, selenio y grasas mono y poliinsaturadas.

Los cubiertos tienen la resistencia suficiente para soportar la comida caliente, ya que agregaron goma comestible para aumentar su dureza.

También crearon totopos horneados con harina de maíz y salvado de arroz, una botana sumamente saludable debido a su contenido de fibra y antioxidantes.

El grupo de investigadores tomó en cuenta las necesidades sociales, los recursos disponibles en la región y las preferencias de la población a la que dirigen sus invenciones.

Asimismo, informaron que ya cuentan con las evaluaciones requeridas y los ensayos clínicos correspondientes para pedir el registro de la patente e iniciar el proceso de comercialización.

Actualmente se estudia en conjunto con el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Unidad Santo Tomás y la Escuela Superior de Medicina el efecto del mazapán en niños con déficit de atención.

Además, buscarán transferir estos productos al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El IPN destacó que en proyectos de investigación como este se incorporan a estudiantes para que, junto con expertos, desarrollen innovaciones.

Con información del IPN