El pleno de la Eurocámara pidió que Facebook permita a los organismos europeos realizar una auditoría para evaluar la protección de datos personales de los usuarios y evitar un nuevo escándalo por el uso indebido de información, como el de la consultora Cambridge Analytica.

Los eurodiputados respaldaron una resolución que sigue a la comparecencia en la Eurocámarael pasado mayo de su fundador, Mark Zuckerberg.

La resolución, aprobada a mano alzada, emplaza a Facebook y a otras redes sociales a corregir la desinformación, eliminar rápidamente las cuentas falsas y someterse a la nueva regulación europea sobre datos personales, para prevenir la manipulación en los comicios europeos de mayo de 2019.

El presidente de la comisión de Derechos y Libertades, el laborista británico Claude Moraes, recordó que este es un asunto “global que ya ha influido en nuestros referendos y elecciones”.

Añadió que “hay que tomar medidas ya, no solo para restablecer la confianza en las plataformas en línea sino también para proteger la privacidad de los ciudadanos y garantizar la solidez de nuestros sistemas democráticos”.

La resolución del PE deja claro que “los datos obtenidos por Cambridge Analytica pueden haber sido utilizados con fines políticos por ambas partes en el referéndum del Reino Unido sobre la pertenencia a la UE” y destacan “la urgencia de contrarrestar cualquier intento de manipular las elecciones de la UE y adaptar las leyes electorales”.

Para evitar la injerencia electoral a través de las redes sociales, el PE propone normas sobre transparencia y límites del gasto, respeto por los períodos de silencio e igualdad de trato de los candidatos.

También aboga por facilitar el reconocimiento de la publicidad electoral en internet y las organizaciones que las financian, así como por prohibir los perfiles para fines políticos, incluido el uso de información sobre el comportamiento en línea que pueda revelar preferencias políticas.

La petición del PE llega tras conocerse que la información personal de alrededor de 87 millones de perfiles de la red social fue utilizada de manera indebida.

Las investigaciones, dice la resolución, deben ser llevadas a cabo por los estados miembros con el apoyo de Eurojust – órgano de cooperación judicial comunitario – y centrarse en el supuesto uso indebido del espacio político en línea por parte de fuerzas extranjeras.

La resolución resume las conclusiones alcanzadas después de la reunión de mayo pasado entre eurodiputados y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y las tres audiencias posteriores.

También hace referencia a la violación de datos sufrida por Facebook el pasado 28 de septiembre.

Christoph Schott, director de campaña del movimiento Avaaz, alertó de que “una ola de desinformación amenaza con barrer toda Europa antes de las elecciones del próximo año” y valoró que el PE haya reconocido la amenaza y exija “que las redes sociales usen su alcance para corregir el registro cuando la desinformación se extiende ampliamente”.

Tras el escándalo de datos de Cambridge Analytica, las plataformas de medios sociales en Europa acordaron un “código de prácticas” contra la desinformación, que el comisario europeo de
Seguridad, Julian King, consideró un “buen comienzo” pero que “debe ir mucho más lejos, mucho más rápido”, según Avaaz.

Por ello, este movimiento está pidiendo a la Comisión Europea que utilice la resolución del Parlamento como una guía sobre cómo interpretar el código de prácticas antes de las elecciones europeas del próximo año.

Con información de EFE.
RAMG