“Crear cerebros humanos a partir de neuronas podría ser posible,” indican científicos.

Investigadores de la Universidad Tufts, en el estado de Massachusetts, Estados Unidos, creen estar cerca de crear un cerebro humano completamente desarrollado, a partir de neuronas.

Los responsables de este descubrimiento, anunciaron sus intenciones luego de haber creado un modelo en 3D de tejido cerebral usando neuronas humanas.

El objetivo no sería otro que encontrar la forma de entender mejor la forma en la que las células cerebrales trabajan e intercambian información, en especial las de los pacientes de algunas enfermedades neurodegenerativas.

Para crear células cerebrales, se construye una especie de estructura neuronal en tres dimensiones que (hasta el momento, solo en condiciones de laboratorio) acaban por formar células de tejido cerebral que podrían ser la base para “construir” un cerebro.

En la publicación de su método empleado, los investigadores aseguran haber usado células madre pluripotentes inducidas, tomadas de distintas fuentes para crear lo que han llamado “organoides similares a los de un cerebro”.

David Kaplan, de la Universidad de Tufts, dijo que se encontraron las condiciones adecuadas para que las células madre pluripotentes inducidas diferenciaran entre distintos subtipos neuronales, así como entre astrocitos que permiten el desarrollo de redes neuronales.

Luego de crear esta base, se monta sobre una estructura de proteína de seda y colágeno que permite a los científicos observar el comportamiento de cada una de las células.

Conocer más a fondo cómo se comportan, solo acerca a la Humanidad a ser capaz de crear un cerebro que podría ser idéntico al de una persona normal, con el fin de estudiarlo más de cerca.

Se cree que el descubrimiento podría ayudar a entender cómo se comportarían las células cerebrales de pacientes con Parkinson o Alzheimer, así como otras enfermedades neurodegenerativas, ante ciertos tratamientos experimentales, sin poner en riesgo su integridad.

Encontrar maneras de analizar las células del cerebro sin usar el de una persona puede ayudar a acelerar el desarrollo de nuevos tratamientos que ayuden al avance de la medicina en este ramo.

William Cantley, uno de los autores del estudio, indicó que este descubrimiento es una plataforma confiable sobre la que se estudiarán las condiciones de varias enfermedades que afectan a un gran porcentaje de los humanos, ya sea a corto o a largo plazo.