Autoridades en ciberseguridad alertaron sobre los riesgos que representa el reto viral Momo, difundido por WhatsApp.

Jorge Barrón, director de Investigación en Ciberseguridad de la Policía Federal, detalló que el reto consiste “en iniciar la comunicación con este supuesto ente que es ‘Momo’, una comunicación de WhatsApp en algunas ocasiones no contesta, en otras ocasiones es que con el número que se comunica empieza a establecer una relación, una plática. Empieza a mandarle mensajes y después lo empieza a retar a hacer cosas”.

Momo es un juego viral que podría exponer a quien acepte esa llamada de voz a varios peligros, desde robo de datos, hasta extorsión o trastornos psicológicos.

El reto comienza al tener una conversación vía WhatsApp con un número desconocido, cuya imagen de perfil asemeja una mujer muerta.

Una vez que se entabla la comunicación, comienzan los retos.

“De primera instancia, el reto que pone es ‘levántate a las tres de la mañana y sal de tu casa’. Esto sabemos que en algunas zonas del país no es recomendable, sin embargo, no se ha encontrado hasta el momento algún reto adicional, sin embargo, no dudamos que en algún momento lleguen existir otros retos en donde pueda poner en peligro la vida de las personas”, señaló el director de Investigación en Ciberseguridad de la Policía Federal.

La Policía Cibernética de la Policía Federal hizo una investigación sobre esto y encontró que Momo no sólo se presenta a través de un número del extranjero, también se han reportado con teléfonos locales.

Según Jorge Barrón, los reportes que han identificado “hasta el momento son de menores de edad. Los padres que reportan que ‘mi hijo está viendo una imagen en su teléfono aparece una persona, que parece es la imagen de una mujer pájaro’. Es un tema de animación en Japón. Se empiezan a preocupar y no soporta. La mayoría de los reportes es que ‘tengo a mi hijo que se levantó a las cuatro de la mañana y eso me pareció muy extraño’”.

Las policías cibernéticas del país recomendaron no abrir mensajes de desconocidos, mucho menos del famoso Momo.

Los jóvenes son los más vulnerables, la curiosidad puede llevarlos a caer una red de delincuentes.

Juan Carlos Montesinos, director de Ciberdelincuencia de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX), indicó que “cualquier persona que pueda comprar un chip en una tienda de conveniencia podría hacerse pasar por Momo, sin embargo, en un sentido mal intencionado la recomendación es no hacer caso a este tipo de mensajes”.

En temporada de vacaciones, que es cuando los jóvenes y niños usan más sus tabletas, las autoridades recomendaron extremar precauciones.

“Hay personas que posiblemente pudieran aprovecharse de toda esta confusión, que se ha dado a raíz del surgimiento de este tema, para obtener datos personales”, mencionó el director de Ciberdelincuencia de la SSPCDMX.

Con información de Guadalupe Madrigal.

RMT