Después de vencer 2-1 a Toronto, las Chivas se convierten en favoritos para ganar la Concachampions.