Ahora conocer el flanco poniente del Volcán Popocatépetl es posible gracias a la instalación de dos nuevas cámaras de monitoreo. Se trata de las más cercanas de las cinco con que ahora cuenta la red del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

“Se encuentran en el flanco poniente del volcán, quiere decir, en la parte que corresponde al Estado de México, es el sector noroeste, una que se llama Juncos, y la otra que se conoce como Chipiquixtle, un monitoreo que nos sirve también para conocer si el volcán se está inflando o se está desinflando, si hay alguna deformación”, explicó Carlos Valdés, director general del Cenapred.

La cámara colocada en el paraje Juncos está a tan solo 1.6 kilómetros de distancia del cráter, mientras la de Chipiquixtle está ubicada a 2.5 kilómetros. Antes, el monitoreo más cercano se hacía en la estación Tlamacas, a 4.5 kilómetros del cráter.

El monitoreo constante del volcán más activo y peligroso de México inició hace 23 años y medio con tan solo dos estaciones analógicas, Tlamacas y Altzomoni.  Actualmente de las estaciones de monitoreo del Popocatépetl se obtienen más de 1500 datos por segundo.

El reto para el Cenapred es monitorear al volcán desde su propio cráter.

Se tenía la intención de colocar una cámara en el cráter, eso es un reto, aunque técnicamente se puede hacer, pero físicamente es un reto que pone en riesgo la instalación y a las personas que se encuentren ahí, siempre está la intención de buscar cómo colocar una cámara protegida, seguimos buscando la manera de hacerlo”, dijo Carlos Valdés, director general del Cenapred.

Las nuevas cámaras de monitoreo permiten a especialistas visualizar el remanente de los glaciares volcánicos y las posibles deformaciones en el cuerpo del volcán.

“Estamos trabajando en el análisis y el procesamiento,  también colocaremos las gráficas de deformación, donde la gente podrá ver una línea recta donde quiere decir que el volcán está muy estable y si tenemos nosotros un proceso de inflación, que vean que las gráficas están cambiando”, agregó.

El Popocatépetl es el volcán más monitoreado de México y uno de los más estudiados del mundo, debido a que en un radio de 110 kilómetros, habitan 27 millones de personas.

Con información de Elizabeth Mávil

LHE