El gobierno del presidente Donald Trump anunció el viernes la imposición de aranceles del 25 por ciento a varios bienes importados de China, valuados en 50,000 millones de dólares, con lo que escaló una disputa comercial entre las dos economías más grandes del mundo.

Los gravámenes incluyen aproximadamente a 1,300 productos de “tecnología industrialmente significativa”, forma en la que el Gobierno de Trump ha llamado reiteradamente a los componentes tecnológicos de las industrias aeroespacial y robótica, de los que reclama propiedad intelectual.

A la luz del robo de propiedad intelectual y tecnológica y otras prácticas comerciales injustas, EEUU implementará un arancel del 25% sobre 50.000 millones de dólares de productos de China que contienen tecnologías industrialmente significativas”, señaló la Casa Blanca en un comunicado.

La residencia presidencial consideró los aranceles como “esenciales” para prevenir “transferencias injustas de tecnología y propiedad intelectual estadounidense a China”, argumentando que se protegerán empleos en Estados Unidos.

El presidente Trump había prometido tomar medidas drásticas en respuesta a lo que él llama prácticas comerciales injustas de parte de China, y tomó la decisión en una reunión este jueves en la Casa Blanca con su secretario de Comercio, Wilbur Ross; su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; y su responsable de comercio exterior, Robert Lighthizer.

El anuncio fue hecho después de que Trump sostuvo una cumbre centrada en asuntos nucleares con el líder norcoreano, Kim Jong Un, y luego de que el mandatario estadounidense pidió a China que mantenga la presión económica contra Corea del Norte.

China ha dicho que tomará represalias en respuesta, aplicando sus propios aranceles a productos y servicios por 50.000 millones de dólares, lo que sacudió los mercados financieros.

Nuestra posición sigue siendo la misma, si EEUU toma medidas unilaterales y proteccionistas que dañen los intereses chinos responderemos inmediatamente tomando las decisiones que sean necesarias para salvaguardar nuestros legítimos derechos e intereses”, añadió el portavoz de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, en rueda de prensa.

Trump ya ha aplicado aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Canadá, México, Europa y Japón, provocando medidas de represalia de esos países aliados de Estados Unidos.

Con información de AP y EFE

ASA