El nuevo trato comercial norteamericano “modernizado para el siglo XXI” se llamará Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA), según un comunicado conjunto firmado por el negociador comercial estadounidense, Robert Lighthizer y la canciller canadiense, Chrystia Freeland.

“El USMCA dará a nuestros trabajadores, agricultores, rancheros y empresas un acuerdo comercial de alto nivel que resultará en mercados más libres, comercio más justo y un crecimiento económico sólido en nuestra región”, afirma el comunicado difundido la noche de este domingo, tras dos días de intensas negociaciones.

Lighthizer y Freeland aseguraron que el nuevo acuerdo trilateral fortalecerá a la clase media, creará empleos buenos y bien remunerados, además de que dará nuevas oportunidades para los 500 millones de personas que viven en América del Norte.

Sin ofrecer por ahora mayores detalles del acuerdo, los negociadores expresaron su esperanza de “seguir profundizando nuestros estrechos vínculos económicos” cuando este nuevo acuerdo entre en vigor.

Los negociadores comerciales de Canadá y Estados Unidos agradecieron a su contraparte mexicana, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, “por su estrecha colaboración durante los últimos 13 meses.

Estados Unidos y Canadá llegaron el domingo a un acuerdo para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y mantenerlo como un pacto trilateral, incluyendo a México, antes de que a la medianoche venciera el plazo para remozar el pacto que data de 1994, dijeron fuentes en ambos países.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobó el marco del acuerdo con Canadá para actualizar el TLCAN, dijo una fuente familiarizada con la decisión.

El Gobierno de Trump había dicho que Canadá debía firmar el texto del TLCAN actualizado antes de la medianoche del domingo (0400 GMT del lunes) o enfrentaría la exclusión del pacto. Washington ya había llegado un mes atrás a un acuerdo bilateral con México, el tercer miembro del TLCAN.

Trump culpó al TLCAN por la pérdida de empleos manufactureros en Estados Unidos y pidió cambios importantes en el pacto, que involucra 1.2 billones de dólares al año. Los mercados temen que su desaparición cause una gran perturbación económica.

Una fuente canadiense dijo que Canadá había acordado un límite en sus exportaciones de autos a Estados Unidos en caso de que el Gobierno de Trump imponga aranceles globales por motivos de seguridad nacional. La cuota permitiría un cierto crecimiento en las exportaciones automotrices libres de aranceles desde Canadá por encima de los niveles actuales de producción, dijo la fuente.

La canciller canadiense, Chrystia Freeland, en Ottawa para las negociaciones, abandonó los planes que tenía para ofrecer el discurso anual de su país en la Asamblea General de Naciones Unidas el lunes, dijo un portavoz.

Por separado, la secretaría de Economía de México dijo que entregaría al Senado del país el texto actualizado del TLCAN la noche del domingo. Si se alcanzaba un acuerdo con Canadá, el texto sería trilateral.