oto: El país caribeño posee una de las poblaciones más envejecidas de América Latina, el 17 de febrero de 2019 (EFE)

El país caribeño posee una de las poblaciones más envejecidas de América Latina. (EFE)

El 36,2 % de la población de Cuba superará los 60 años para 2050, según pronósticos revelados por expertos de la isla, que cerró 2018 con poco más de 11,2 millones de habitantes.

El país caribeño posee una de las poblaciones más envejecidas de América Latina y mantiene su tendencia al decrecimiento, con más de 11.000 cubanos menos con respecto a 2017, precisó el subdirector de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei), Juan Carlos Alfonso, en declaraciones al diario estatal Granma.

Este pronóstico sobrepasa al de hace cuatro años, cuando especialistas de la Onei aseguraron que en unos 30 años habría 3.598.782 millones de cubanos con 60 años o más, un 33,2 % del total de habitantes.

En aquel momento se proyectó, que de cumplirse esta previsión, Cuba sería el noveno país más envejecido del mundo.

Actualmente las provincias centrales de Villa Clara y Sancti Spíritus se mantienen como las más envejecidas, junto a La Habana, el territorio cubano con mayor densidad poblacional, indicó Alfonso.

El año pasado se registraron en la isla 116.320 nacimientos, una cifra superior a la de 2017 (114.971 nacimientos) pero que no llega a las reportadas en 2014, 2015 y 2016.

Cuba registró un 20,1 por ciento de personas con 60 años de edad o más al cierre de 2017, lo que representa más de 2,2 millones de cubanos que ya han entrado a la tercera edad, según cifras del Ministerio de Salud Pública divulgadas en 2018.

Esta cifra confirma el progresivo envejecimiento poblacional de la isla, uno de los grandes desafíos de la sociedad cubana y de su sistema estatal de salud.

En el país viven unos 2.100 centenarios, un segmento en el que la mayoría de las longevas son mujeres.

Según estadísticas oficiales, más del 87 % de los cubanos sobrevive a los 60 años y las proyecciones indican que en la próxima década lo hará el 90 %.

Las autoridades cubanas han reconocido estas circunstancias como un “reto inaplazable”, por lo que en la actualidad se impulsan iniciativas para paliar los problemas que derivarán de esa tendencia, entre ellas la transformación de los servicios asistenciales en los hogares de ancianos.

En los últimos años Cuba aprobó leyes para estimular la natalidad que extienden los beneficios de la maternidad, incluyen la remuneración de otros familiares al cuidado de los hijos y recortan impuestos mensuales a las trabajadoras del sector privado.

Con información de EFE

JLR