Autoridades de Aeroméxico reportan como delicado el estado de salud del capitán de la aeronave que se desplomó este martes, en Durango, Carlos Galván Mayran.

Las 103 personas que viajaban en el vuelo 2431, que despegó de Durango con destino a la Ciudad de México, con 99 pasajeros y cuatro tripulantes, entre ellos nueve menores y dos bebés, están bien, informó el director general de Grupo Aeroméxico, Andrés Conesa.

“Lo más importante es que todos los pasajeros están bien, no hay ningún reporte, como comenté, de pérdidas de vidas humanas. Están atendidos en diversos hospitales, como públicos como privados, en el estado de Durango”, afirmó Andrés Conesa.

El director general de Grupo Aeroméxico señaló que el capitán de la aeronave era el más delicado de salud y fue sometido a una cirugía.

Indicó que el capitán no tenía lesiones “que ponen en riesgo su vida. Tuvo un daño, no estamos seguros si en sus piernas o la columna. Está en cirugía. Pidiendo por su pronta recuperación, asistiéndolo, pero no es un daño que ponga en riesgo su vida y el resto, los otros tres miembros de la tripulación, están en perfecto estado”.