Procesan a expresidenta de Madrid por falsedad en título

La expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes. (AP)

La justicia española procesó a la expresidenta conservadora de la región de Madrid Cristina Cifuentes por delito de falsedad documental cometido, presuntamente, en un título de máster que cursó entre 2011 y 2012 en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Por el contrario, la misma juez, Carmen Rodríguez-Medel, archivó la investigación contra la exministra socialista de Sanidad, Carmen Montón, por cohecho impropio y prevaricación en relación también con un título de posgrado obtenido en la misma universidad pública entre 2010 y 2011, después de que la Fiscalía no apreciara indicios de delito.

En el caso de Cifuentes (PP, centroderecha), la magistrada procesó a Enrique Álvarez Conde, que fue director del Instituto de Derecho Público Autonómico de la URJC, donde Cifuentes obtuvo el título. Y a la profesora Cecilia Rosado, así como a María Teresa Feito, que fue asesora de la expresidenta regional madrileña.

Existen señales suficientes para creer que Cifuentes, según el auto judicial, dio instrucciones a Feito para ocultar que no había aprobado asignaturas del máster cuando un periódico español digital -eldiario.es- desveló el caso el 21 de marzo de este año.

La juez considera que las explicaciones de Cifuentes en el juzgado “no resultaron creíbles”, máxime cuando no aportó ningún documento que acreditase que presentara el trabajo obligatorio de fin de máster, ni siquiera un correo electrónico.

“Hay indicios de que doña Cristina Cifuentes no defendió el trabajo fin de máster en julio de 2012 y que, cuando se hizo pública la noticia con posibles irregularidades en su titulación, promovió que fueran ocultadas, haciendo exhibición pública del acta falsificada cuando le fue facilitada”, concluye la magistrada.

Entiende la juez que María Teresa Feito, asesora entonces de Cifuentes, fue clave en el fraude. Ella urgió a Álvarez Conde para que creara u ordenara los documentos (el “acta falsificada”) que justificaran que la exgobernante madrileña sí había cursado el posgrado “con normalidad y superado todos los trámites necesarios para disfrutar del título”.

Álvarez Conde pidió a la profesora Rosado, presuntamente, que creara un acta fraudulenta de defensa del trabajo de fin de máster.

La declaración judicial de Rosado, que reconoció la falsificación del acta, fue “plenamente convincente” para la instructora del caso, que además se apoya en la prueba pericial realizada por las fuerzas de seguridad.

Cifuentes y Montón dimitieron el 25 de abril y el 11 de septiembre de este año, respectivamente, después de que la prensa publicara las presuntas irregularidades en sus estudios, cursados cuando aún no tenían responsabilidades de gobierno.

El 28 de septiembre, el Tribunal Supremo rehusó investigar al presidente del opositor Partido Popular (PP), Pablo Casado, por supuestas irregularidades del máster que cursó entre 2008 y 2009, también en la URCJ, aunque no descartó que pudo recibir “un trato de favor.

Con información de EFE.

RAMG