La Procuraduría General de la República (PGR) cerró en definitiva la investigación en contra del futbolista Rafael Márquez, quien fue acusado de presunto lavado de dinero y vínculos con la delincuencia organizada.

Desde el pasado 13 de enero, el futbolista ganó un amparo, por lo que le fueron devueltas varias clínicas y se ordenó descongelar una cuenta bancaria.

En agosto de 2017 se dio a conocer que autoridades de Estados Unidos investigaban al futbolista por supuestos nexos con la delincuencia organizada.