Junio 6, 2018

El peso mexicano se apreciaba este miércoles después de un retroceso del dólar a nivel internacional. Esto significó un respiro para la divisa, pues ayer había caído a su nivel más débil en más de 15 meses debido a preocupaciones en torno al futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), tras un incremento en las tensiones comerciales entre Estados Unidos, México y Canadá.

La moneda cotizaba en 20.347 por dólar, con una ganancia del 0.5 por ciento, o 10.15 centavos, frente al 20.4485 de referencia de Reuters del martes.

Horas antes, el peso se depreció hasta las 20.4875 divisas por dólar, alcanzando su mínimo desde el 20 de febrero de 2017.

El peso mexicano y el dólar canadiense anotaron sus mayores pérdidas el martes frente al dólar por un aumento de las preocupaciones a una guerra comercial, entre la imposición de aranceles de Estados Unidos a productos de aluminio y acero y las medidas de represalia tomadas por los gobiernos de ambos países afectados. Otras monedas de mercados emergentes también se depreciaban junto al peso, como el rand sudafricano.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ganaba también en sus primeras operaciones del miércoles, en línea con el comportamiento de los mercados estadounidenses de Wall Street, en medio de una menor aversión al riesgo. El referencial S&P/BMV IPC subió en un 0.29 por ciento, a 45,263.63 puntos.