Pamela Anderson aboga por Assange y es víctima de broma misógina

Pamela Anderson aboga por Assange y es víctima de broma misógina (AP)

La actriz estadounidense Pamela Anderson aboga por Julian Assange ante el primer ministro de Australia y es víctima de una broma misógina.

La estrella de “Baywatch” solicitó al primer ministro Scott Morrison, durante el programa “60 Minutes”, llevar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Australia. El ciudadano australiano pidió asilo en la embajada de Ecuador en Londres en 2012 para evitar ser extraditado a Suecia, donde enfrentaba cargos que posteriormente fueron retirados.

“60 Minutes” reportó que Anderson y Assange se han vuelto cercanos, incluso ella ha descrito su relación como “un conflicto romántico” y es partidaria del activista.

Se ha reportado que Pamela Anderson ha visitado a Julian Assange en los últimos dos años en la embajada de Ecuador en Londres, donde él permanece después de haber solicitado refugio en 2012.

Pamela Anderson aboga por Assange y es víctima de broma misógina
Pamela Anderson y Scott Morrison, primer ministro de Australia (AP)

Scott Morrison rechazó la solicitud, pero dijo que tenía “muchos compañeros que me han pedido si pueden ser mi enviado especial para resolver el problema con Pamela”. Un funcionario del gobierno describió el comentario como “una broma ligera”.

Pamela Anderson criticó al primer ministro de Australia por hacer “comentarios indecentes e innecesarios sobre una mujer que expresó su opinión política” y publicó una carta el sábado en la que calificó los comentarios de Morrison como “decepcionantes”.

El texto señala al premier australiano por hacer “comentarios vulgares” que trivializan y hacen burla del sufrimiento de un australiano y su familia”.

La carta abierta fue publicada el fin de semana en su página web y en el sitio de internet Daily Beast y en sus primeros párrafos dice:

Estimado primer ministro Morrison,

Sus comentarios en respuesta a mi petición a usted en “60 Minutes” fueron decepcionantes.

Usted trivializó y se rió del sufrimiento de un australiano y de su familia. Usted respondió con comentarios vulgares e innecesarios sobre una mujer que expresó su opinión política.

Todos merecemos más de nuestros líderes, especialmente en el presente entorno.

Desspués del show, “60 Minutes” sondeó las opiniones de los australianos en línea. La gente respondió por miles, de manera abrumadora – 92% de más de 7000 – a favor de traer a Julian a casa.

En lugar de hacer sugerencias sobre mí, tal vez debería pensar en lo que dirá a millones de australianos cuando a uno de los suyos lo hagan marchar en un overol naranja hacia la Bahía de Guantánamo – por publicar la verdad. Usted puede prevenir esto.

 

Con información de AP y www.pamelaandersonfoundation.org

MLV