Una fuerte onda de calor registrada en diferentes puntos de Europa ha dejado cientos de muertos, heridos y damnificados por los incendios forestales y las sequías. Expertos señalaron que las temperaturas extremas están directamente relacionadas con el cambio climático.

Según la Organización Meteorológica Mundial, desde hace varios días, una ola de calor afecta el hemisferio norte debido a que se superan los 30 grados.

La Agencia Espacial Europea avisó que el actual calor está abrasando tierras y vegetación, de la misma manera los fuegos en países como el Reino Unido, Suecia y Grecia está sembrando el caos.

REPORTAN 81 MUERTOS POR INCENDIOS EN GRECIA.

Los incendios forestales han dejado hasta el momento 81 personas muertas y decenas de desaparecidas en la localidad de Mati.

La portavoz de los bomberos, Stavrula Marilli, precisó que entre los desaparecidos figuran todos los cadáveres que no han sido identificados, así como personas que ya regresaron a sus casas sin avisar a las autoridades.

Equipos de rescate de Cruz Roja se encuentran en Mati, la localidad que tuvo que lamentar la totalidad de las víctimas mortales, así como en los alrededores, analizando la situación casa por casa.

El ministro griego de Defensa, Panos Kammenos, informó que en Mati los incendios han destruido el 25 por ciento de las viviendas y han dañado otro tanto.

El gobierno de Alexis Tsipras ha anunciado un paquete de ayudas de alivio inmediato para los damnificados, que contemplan hasta seis mil euros para familias y ocho mil euros para empresas afectadas por los incendios.

OLA DE CALOR E INCENDIOS EN ESCANDINAVIA.

Escandinavia luchó contra los devastadores incendios forestales desatados en medio de una inusitada ola de calor en la región que, según los servicios meteorológicos, no parece que vaya a remitir.

Se estimó que 20 mil hectáreas de bosque quedaron devastadas, por lo que el primer ministro sueco, Stefan Löfven, calificó de “excepcional” tras inspeccionar sobre el terreno una de las regiones afectadas.

Cientos de personas de pequeñas poblaciones tuvieron que ser desalojadas y se decretó la prohibición en todo el país de hacer fuego o encender barbacoas en espacios naturales.

Situaciones parecidas se viven en Noruega, donde se registró una temperatura récord de 33.5 grados centígrados, en Badufoss, mientras que en Kevo, Finlandia, se alcanzaron los 33.4 grados centígrados.

REINO UNIDO ENFRENTA LA PEOR SEQUÍA DE LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS

El Reino Unido no es la excepción con temperaturas de hasta 34 grados centígrados, partes del país sufren mutaciones catastróficas en el paisaje urbano y rural.

Durante las últimas dos semanas muchos lagos, canales y estanques a lo largo de Gran Bretaña han sido obstruidos por enormes cantidades de algas, lentejas de agua y otras hierbas acuáticas. Se multiplican tan rápidamente, que es difícil erradicarlas.

Las autoridades locales en Londres tuvieron que importar de otros países europeos estos botes especiales que recogen las algas y limpian el agua. Pero por el momento pierden la guerra contra esta invasión.

Al mismo tiempo, los granjeros británicos advierten sobre el impacto negativo de esta ola de calor al sector agrícola del Reino Unido durante los próximos meses.

El cultivo de verduras tales como papas, col, lechuga y zanahorias se reducirá drásticamente. Como resultado, los precios en los supermercados se dispararán.

Con medidas de precaución se quiere prevenir la repetición del impacto ocurrido durante la última ola de calor en el 2003. Hace 15 años, más de dos mil ciudadanos británicos, en su mayoría gente de la tercera edad, perdieron la vida.

Con información de Vytas Rudavicius/EFE

LSH