La NASA espera cooperar con Rusia para explorar la Luna, Marte y otros rincones del espacio, dijo este martes el administrador de la agencia espacial estadounidense, Jim Bridenstine, en un discurso en la Universidad Estatal de Moscú.

El administrador de la NASA dijo que está deseando ver muchos más logros en el marco de la alianza y amistad con Rusia, a medida que sigan “explorando la Luna, Marte y el Universo más allá” del planeta rojo.

La vuelta a la Luna y la exploración de Marte han sido dos de los objetivos fijados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sus planes incluyen la instalación de una plataforma orbital cuyo precio de construcción inicial será de 500 millones dólares y que estará lista para el año 2024.

Estados Unidos quiere además enviar en un futuro una misión tripulada a Marte.

Todos estos proyectos requerirán la participación de socios internacionales y Estados Unidos quisiera que la agencia espacial rusa, Roscosmos, estuviera a bordo, indicó Bridenstine, que mañana se reunirá por primera vez con su homólogo ruso, Dimitri Rogozin, en el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán.

Éste será el primer encuentro de trabajo entre ambos en persona, ya que Bridenstine asumió su cargo en abril de 2018 y Rogozin, exviceprimer ministro del Gobierno ruso, en mayo pasado.

Rogozin se mostró hoy confiado en que ambas agencias espaciales puedan cerrar acuerdos sobre programas de exploración conjunta del espacio pese a las tensiones entre Estados Unidos y Rusia.

“Confiamos en que la NASA Y Roscosmos lleguen pronto a acuerdos sobre importantes programas de exploración espacial conjunta. Al menos nosotros en Roscosmos haremos todo lo posible para que la política no influya en la cooperación espacial internacional, de manera que pueda proseguir como siempre”, recalcó en la Universidad Estatal de Moscú.

Antes del encuentro de trabajo oficial este miércoles en Kazajistán, ambos se reunieron brevemente con estudiantes, ocasión que Rogozin aprovechó para agasajar a Bridenstine con un reloj Sturmanskie, una copia exacta del que llevaba Yuri Gagarin durante su vuelo espacial, según la agencia Interfax.