El número de muertes relacionadas con el paso del ‘Florence’ por la costa sureste de Estados Unidos aumentó a 18 con el fallecimiento de un bebé después de que un árbol cayese sobre su casa, informaron este lunes medios locales.

El bebé, de 3 meses, no pudo superar las heridas sufridas cuando un pino se derrumbó sobre la casa móvil familiar en la tarde del domingo, informó el comisionado del condado de Gaston, en Carolina del Norte.

Esta es la segunda muerte de un niño pequeño a causa de ‘Florence’, después de que el viernes falleciese otro, junto con su madre, cuando otro árbol cayó sobre su vivienda en Wilmington, ciudad cercana a donde el ojo de Florence tocó tierra como huracán de categoría 1 y vientos de 150 kilómetros por hora.

El domingo fallecieron además otras tres personas en el mismo número de accidentes de carretera debido a las malas condiciones meteorológicas o de la vía producidas por Florence, según autoridades locales.

El sábado, cuando el balance de víctimas era todavía de 5 muertos, el presidente Donald Trump mostró a través de Twitter su “más profunda empatía y cariño” a las familias y allegados de los fallecidos.

El ciclón, convertido ya en depresión tropical, se encuentra hoy en el extremo occidental del estado de Virginia, con vientos de 50 kilómetros por hora.

Florence’ avanza rápidamente con dirección noreste y dejará intensas lluvias este lunes en el estado de Nueva York y la región de Nueva Inglaterra, en el extremo noreste del país.

Mientras tanto, seguirá provocando grandes precipitaciones en Carolina del Norte y el noroeste de Carolina del Sur y Virginia Occidental.

Esto complicará la situación de varios ríos de la región que amenazan con desbordarse, lo que pondría de nuevo peligro a los residentes en la zona, alertan las autoridades.

En su último boletín sobre ‘Florence’, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos, los meteorólogos indican que siguen vigentes los avisos de inundaciones en una gran parte de la costa sureste del país.

Con información de EFE

KAH