Este martes venció el plazo para que el exalcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, justificara la ausencia de 342 armas perdidas asignadas a la Secretaría de Seguridad Pública, sin embargo, esto no ocurrió.

El vocero de Seguridad, Roberto Álvarez Heredia, indicó en un comunicado que el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad municipal presentó únicamente copias simples para avalar sus dichos.

“Estamos todavía en transición y que está haciendo todavía, se están haciendo los trabajos pertinentes obviamente y ya se dará a conocer los resultados que se obtengan al respecto”, indicó Doroteo Eugenio Vázquez Herrera, encargado de Despacho de la Secretaría de Seguridad.

La información proporcionada deberá ser corroborada por la Procuraduría General de la República y la Fiscalía General del Estado.

Ambas instituciones verificarán en las carpetas de investigación o averiguaciones previas existentes para confirmar lo expresado por el exalcalde.

El síndico Javier Solorio Almazán consideró que por el asunto de las armas deberá responder el anterior alcalde y no la nueva administración.

“El ex alcalde pues tiene que responder dónde están esas armas faltantes”, apuntó Javier Solorio Almazán, síndico de Acapulco.

Mientras dura la revisión de las armas, la policía municipal seguirá saliendo a las calles sin armas y bajo el mando del Grupo de Coordinación Guerrero.

“Salimos a trabajar desarmados trabajando con la Policía Ministerial, con la Policía Estatal y sobre todo con personal al mando del coronel Vega que él es el que está al frente del 56 Batallón y nosotros nos sujetamos a órdenes del Grupo de Coordinación Guerrero”, dijo Doroteo Eugenio Vázquez Herrera, encargado de Despacho de la Secretaría de Seguridad.

El Grupo de Coordinación Guerrero adelantó que, en caso de existir anomalías o irregularidades derivadas de la ausencia de las armas, la Secretaría de Seguridad Pública del estado presentará la denuncia respectiva ante el Ministerio Público.

Con información de Isaac Flores.

LLH