Liliana Sánchez Hernández, Noticieros Televisa.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, rechazó hoy, en Davos, que su país haya vuelto al proteccionismo; defendió que está “abierto a los negocios” y aseguró que “lo que es bueno para nosotros es bueno para el mundo”.

Mnuchin ofreció una rueda de prensa en el Foro Económico Mundial, en la que estuvo acompañado por el secretario de Comercio, Wilbur Ross; ambos forman parte de la mayor delegación que Estados Unidos ha enviado en la historia del Foro, compuesta por 10 miembros del gabinete del presidente, Donald Trump.

Mnuchin negó que la agenda del presidente Trump, cuyo lema es “América primero”, esté en contradicción con el deseo del país de establecer acuerdos de comercio bilaterales en todo el mundo.

El objetivo de la administración Trump es justamente establecer este tipo de acuerdos, a lo que Ross apostilló que algunos socios comerciales de Estados Unidos son proteccionistas, ya que “aunque ellos se consideren adalides del libre comercio, es a Estados Unidos al que se tacha de ello cuando denuncia malas prácticas”.

Lo que hace Trump, explicó Mnuchin, es proteger los intereses de los trabajadores y consumidores estadounidenses, que es lo que se espera que haga cualquier líder.

En cuanto a la cotización de la moneda estadounidense, el secretario del Tesoro indicó que el del dólar “es uno de los mercados más líquidos del mundo, y lo que ocurra a corto plazo no nos preocupa”.

Un dólar débil, aseguró, es bueno para el comercio, y a largo plazo la fortaleza de la divisa es un signo de fortaleza de la economía.

En cuanto a la reforma fiscal recientemente aprobada en Estados Unidos, Mnuchin dijo que al mercado “le ha gustado mucho”, y permitió que varias compañías repatriaron “millones, o incluso billones de dólares”, como fue el caso de Apple.