El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, destituyó al fiscal general del Estado, Raúl Sánchez Jiménez, por el caso de las cámaras de refrigeración de cadáveres.

Aristóteles Sandoval ratificó su enérgica condena “a este tipo de actos, que ponen en entre dicho el correcto funcionamiento de las instituciones que representamos”, por lo que determinó “separar de su cargo al fiscal general del Estado, para seguir con las indagatorias correspondientes“.

El gobernador aseguró que nunca fue notificado de esta situación y señaló que el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses cuenta con autonomía plena, por lo que no recibió solicitud de ampliación de espacios refrigerantes.

En conferencia de prensa, el fiscal especializado en derechos humanos, Dante Haro Reyes, detalló que la cámara refrigerante contenía 273 cuerpos.

Precisó que “los 444 cadáveres, que se encuentran bajo resguardo del Servicio Médico Forense del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, están ubicados de la siguiente manera: 122 cuerpos en la propia cámara de refrigeración del propio Semefo. Cabe aclarar que la cámara refrigerante que trasladó el tráiler no contenía 157 cuerpos, sino 273“.

El fiscal especializado en derechos humanos dijo que los cadáveres primero fueron depositados en una bodega en la colonia La Duraznera, en Tlaquepaque.

Detalló que “la Fiscalía General rentó los servicios de una empresa logística, a efecto de contar con un tractocamión que trasladara el contenedor, y lo puso a la disposición del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, para que se pudiera realizar el traslado, en cuanto se contara con las condiciones de suficiencia, para el resguardo de los cuerpos”.

Después de la clausura de las autoridades municipales, hubo necesidad de trasladarla a la Bodega de Evidencias de la Fiscalía y por un impedimento, momentáneamente estuvo detenida en predio en Tlajomulco de Zúñiga.

Agregó que como resultado de las pesquisas determinaron que tanto el Instituto Jalisciense como la Fiscalía incurrieron en graves irregularidades, al incumplir con los protocolos.

El gobernador de Jalisco señaló que este jueves realizará una visita de inspección al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para dar conocer la situación que prevalece con los más de 400 cuerpos almacenados.

Aseguró que a más tardar, el 15 de octubre, todos los cuerpos tendrán un destino final digno, en espacios adecuados.

Con información de corresponsales nacionales.

RMT