Este jueves inició la consulta convocada por el próximo gobierno sobre la ubicación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM). Se trató de la primera jornada de cuatro que se realizarán. Los resultados serán dados a conocer hasta el domingo.

Esta primera jornada no estuvo exenta de polémica. Las mesas fueron manejadas por voluntarios que recibían las credenciales de elector, único requisito para votar, y registraban la clave de elector en una aplicación en teléfonos celulares.

Las boletas sin folio tenían la pregunta:

Dada la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ¿cuál opción piensa usted que sea mejor para el país?”

y las opciones:

1) Reacondicionar el actual Aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca, y construir dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía

2) Continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El voto es abierto, se puede mostrar y fotografiar. Luego de colocarlo en la urna, el dedo pulgar del participante es marcado con tinta.

Los organizadores reportaron 95 por ciento de instalación de mesas.

Desde muy temprano, en redes sociales se reportaron casos de votos múltiples, es decir, personas que votaron en varias ocasiones en diferentes mesas receptoras sin que la aplicación lo detectara.

Esto fue confirmado después por distintos medios de comunicación que, mediante sus reporteros, constataron que se podía votar en varias ocasiones.

Llegué y lo primero que pregunté fue: ¿puedo votar? me dijeron que sí, me dieron mi boleta, volví a tachar mi opción, fui a la siguiente casilla en Buenavista, me volví a quitar la tinta y llegué con mi credencial y dije ¿aquí se puede votar? Me dijeron que sí, me dieron la boleta, vote nuevamente, lo puse en la urna y lo único que ahí sí hicieron fue anotar en un cuadernillo”, dijo Laura Cardoso, reportera de Grupo Fórmula.

“Queremos señalar que ha habido dificultades por falta de conectividad de la aplicación y entonces ha retrasado la verificación de los números y eso ha causado esta situación”, indicó Jesús Ramírez, propuesto como el próximo vocero presidencial, quien agregó: “reconocemos que ha habido estas situaciones, pero esto no invalida la consulta, sigue adelante”.

La participación de la gente fue constante, aunque no masiva, y se desarrolló en calma.

En Tecámac, Estado de México, donde se encuentra la Base Aérea de Santa Lucía se instalaron cuatro mesas, cada una con cuatro mil 400 boletas.

En el municipio de Atenco, la consulta se desarrolló sin incidentes.

En Texcoco, donde actualmente se construye el nuevo aeropuerto, las mesas de votación iniciaron la jornada a las 8:30 de la mañana con una afluencia permanente de más de 100 personas.

El cierre de las mesas de recepción fue a las seis de la tarde. En cada una se llevó a cabo el conteo manual de los votos. Cuando el conteo concluye, los votos del día se colocan en un sobre junto con el acta firmada y sellada por los responsables de las mesas. Los votos serán contados por la Fundación Arturo Rosenbluth.

Con información de Cecilia Reynoso

LHE