Científicos mexicanos colocaron barreras contra el sargazo en Cancún, Quintana Roo, considerada la primera defensa para evitar que el alga llegue a la playa.

Se trata de barreras utilizadas en derrames de hidrocarburos y modificadas por especialistas mexicanos para la contención de algas, cuyo objetivo es enviar el sargazo de vuelta al mar.

Poder redireccionar y disponerlo en aguas abiertas, aguas profundas para que con la ayuda del viento y de las corrientes marinas haga su proceso natural de descomposición y continúe en el mar”, dijo Edgar Rivera, coordinador del equipo científico de ‘Goimar’.

Buzos especialistas en medio ambiente taladraron el fondo marino para anclar la primera barrera de 200 metros, instalada en Punta Nizuc en Cancún, a 300 metros de la playa.

Se instalarán 800 metros de barrera en cinco días hasta llegar a 8.3 kilómetros, la distancia que hay de Punta Nizuc a Punta Cancún, en la zona hotelera.

Y 19 kilómetros más de barreras se instalarán este año en Playa del Carmen, Tulum y Puerto Morelos.

Al final se va dejando una sola barrera que permita la contención y a partir de ahí su remoción, eso nos permitirá mantener las playas limpias. Una vez que se contiene en altamar o antes de que llegue a la playa tiene más tiempo de vida el sargazo y eso evita que se pudra”, enfatizó Alfredo Arellano, secretario de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo.

El viento es lo que arranca parte del sargazo que está viajando y es el que lo recala hacia la costa, lo que llega es un porcentaje bajo de todo lo que está flotando en el mar”, detalló Alejandro Bravo, oceanólogo del grupo de investigación “Goimar”.

La parte visible de la barrera es de 25 centímetros, debajo hay una extensión de 65 centímetros que atrapa el alga, no dañan la fauna ni la barrera de coral del Caribe, la segunda más importante del mundo luego de la de Australia.

La barrera tiene un flote que es especial para que el sargazo no brinque hacía otra área y por la parte inferior tenemos una malla que no es agresiva al medio ambiente, ni contra sus especies”, señaló Gustavo González, encargado de la instalación de barreras “Goimar”:

Así se ve desde el aire la contención de sargazo con estas barreras que estarán marcadas en los mapas de navegación para evitar accidentes.

Científicos mexicanos han determinado que la mejor forma para instalar estas barreras anti sargazo, es paralelas a la costa y con ello, se evita que llegue está alga hacia a la playa.

Se han retirado 135 mil toneladas de las costas de Quintana Roo en tres meses y miles más continúan en las playas de Quintana Roo.

Puerto Morelos luce un mar color ocre, mientras que Tulum muestra toda su línea de costa invadida por sargazo.