Existe mucha desinformación sobre la donación de órganos, se han creado mitos y realidades en torno a este tema desde hace muchos años. Mismos que pueden influir directamente en la cultura de donación de órganos. Hablemos de mitos y realidades para poder salvar más vidas.

La donación desfigura el cuerpo Esto es totalmente falso. La donación no afecta el aspecto físico de la persona. El equipo médico esta totalmente comprometido a cuidar la integridad de todos los pacientes. Realizando los procesos quirúrgicos correspondientes de manera eficaz y apegados a la ética de la medicina.

La donación de órganos retrasa el proceso de entierro

La mayoría de las donaciones se realizan dentro de las 24 horas siguientes al fallecimiento de la persona. Por lo tanto, no interfieren con los arreglos fúnebres del donante.

Con dinero se puede conseguir un órgano.

Es un delito comprar o vender órganos. La donación es un acto totalmente voluntario y sin fines de lucro. Es por eso, que dentro del protocolo de donación están presentes las legislaciones y notarios, para evitar el mal uso y la transferencia económica entre receptor y donante. Uno de los requisitos para que sea aprobado el transplante entre donadores vivos no relacionados, es un documento certificado por un notario que corrobora que no hay dinero de por medio. Así mismo no hay ninguna manera de adelantar este proceso o comprar un lugar en la lista de espera.

La decisión de ser donador de órganos es privada.

Este es un mito que debemos de romper una vez por todas, es indispensable comunicar a nuestros familiares y amigos que hemos tomado la decisión de ser donadores de órganos. Adquirir tu tarjeta de donador o simplemente platicarlo con personas cercanas para que tu deseo sea respetado en el momento que sea necesario.

Estos mitos y falta de información generan un atraso importante en la cultura de donación. Recuerda mantenerte informado y sobre todo compartir tu deseo de poder ser un donador y salvar muchas vidas.