Foto: Una arqueóloga trabaja en el zoológico de Río de Janeiro, Brasil, 5 abril 2019

Una arqueóloga trabaja en el zoológico de Río de Janeiro, Brasil. (EFE)

Más de 30,000 artículos arqueológicos fueron encontrados en el zoológico de Río de Janeiro durante las obras que se adelantan para su modernización, informó este viernes la alcaldía de la ciudad, que administra el lugar.

Se trata de una variedad de objetos, en su mayoría del siglo XIX, encontrados por los obreros que adelantaban los trabajos de modernización del zoológico, hallazgo que es considerado como “un verdadero tesoro arqueológico”.

Los objetos, que según los expertos van desde principios del siglo XIX hasta los primeros años del siglo XX, narran parte de la historia de Brasil, de Río de Janeiro y de la Quinta de Boa Vista, el complejo que alberga no sólo el zoológico sino también el palacio en que se instaló la familia imperial.

“Buena parte de los elementos se remonta a mediados del siglo XIX, cuando en el lugar (donde fueron hallados) existía una villa para los empleados del Palacio Imperial”, aseguró la Alcaldía en un comunicado.

Según la información, muchos de estos elementos llegaron provenientes de Europa junto a la Familia Real portuguesa, que llegó a Río de Janeiro en 1808 huyendo de la invasión de las tropas comandadas por Napoleón.

Foto: Una arqueóloga trabaja en el zoológico de Río de Janeiro, Brasil, 5 abril 2019
Una arqueóloga trabaja en el zoológico de Río de Janeiro, Brasil. (EFE)

Una arqueóloga trabaja en el zoológico de Río de Janeiro, Brasil. (EFE)

La Quinta, un amplio parque en la zona norte de Río de Janeiro, alberga el que fuera Palacio Imperial, en el que funcionaba el Museo Nacional, que sufrió un grave incendio el año pasado en el que se perdió buena parte de la memoria histórica del país, al destruir el 90 % de su acervo, y de cuya sede solo se salvó parte de la estructura y la fachada, en actual proceso de reconstrucción.

El parque también alberga al zoológico de Río, que adelanta obras de modernización de su infraestructura.

Además de los objetos relacionados con la época imperial, también se encontraron restos de un antiguo cuartel, construido tras la Proclamación de la República (1889), con el objetivo de “apagar” el pasado monárquico de Brasil.

Una gran variedad de ítems usados en la cotidianeidad como vajillas, tazas, platos, cubiertos y herraduras forman parte del nuevo tesoro arqueológico, y hasta botones y broches de uniformes
militares de la época imperial están entre los hallazgos.

De acuerdo con la Alcaldía, una parte de los objetos encontrados hará parte de una muestra permanente dentro del nuevo zoológico, cuando esté modernizado, y será exhibida en el lugar donde funcionó una escuela de formación técnica para los trabajadores del Palacio de la Quinta da Boa Vista.

La escuela, que fue inaugurada por Don Pedro II, emperador de Brasil, recibía hijos de esclavos y era mixta, por lo que era considerada una innovación para la época.

La estructura del cuartel militar también permanecerá en el zoológico y será incorporada al nuevo itinerario de visitas.

Incluirá las zonas que albergan a los primates, osos y animales acuáticos.

La previsión de las autoridades municipales es que la atracción sea abierta al público a finales de este año, ya con la exposición en funcionamiento.

No obstante, la mayor parte de los objetos encontrados será destinado al acervo del Museo Nacional, con lo que muchos artículos terminarán volviendo a su antigua casa.

“Creemos que muchos objetos fueron donados por el palacio a los moradores del entorno. Funcionaba como política de buena vecindad”, explica el arqueólogo e historiador Felipe Coelho, director de Autonomía, empresa responsable por el mapeo y rescate del patrimonio descubierto, citado en el comunicado.

Los trabajos de excavación y rescate arqueológicos fueron acompañados por técnicos del Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (Iphan) y funcionarios de la Fundación RioZoo.

Con información de EFE.
ramg