Por Ximena Cervantes

Una prisión o cárcel es, por lo general, una institución autorizada por el gobierno donde son encarceladas las personas consideradas por la ley como autores de algún crimen. Pero hoy en día, existen cárceles que ya no tienen esta función, si no que se han convertido en atracciones turísticas visitadas por miles de personas diariamente, a continuación cuatro ejemplos.

Alcatraz

También conocida como ‘La Roca’, funcionó como prisión federal de máxima seguridad frente a la costa de San Francisco en Estados Unidos entre 1934 y 1963, dando hospedaje famosos criminales como Al Capone. En 1972 se convirtió en Parque Nacional. Hoy en día, la isla es un sitio histórico operado por el Servicio de Parques Nacionales como parte del Parque Nacional Golden Gate y está abierto para visitas. Los turistas pueden llegar a la isla por ferri desde el muelle 33.

Prisión de Robben Island

En Sudáfrica, Nelson Mandela llegó a esta prisión a 12 kilómetros de la costa de Ciudad del Cabo en invierno de 1964 y durante 18 años malvivió en un cubículo de 2 por 2,30 metros. Su celda, la número 5, se puede visitar dentro de un ‘tour’ guiado después de que este penal de máxima seguridad fuera clausurado y reconvertido en museo, siendo declarado patrimonio mundial en 1999. Los visitantes pueden llegar en ferri desde Ciudad del Cabo y recorrer la isla.

El Castillo de If

Se encuentra ubicado en la bahía de la ciudad francesa de Marsella. Su función principal fue la prisión en donde se encerraban a opositores al régimen, en particular protestantes y republicanos quienes no contaban con baño, luz, visitas ni compañía. Por esta cárcel pasaron un sin fin de presos por lo que la construcción esta llena de mitos, leyes e historias. Actualmente el Castillo de If es muy popular entre los turistas recibiendo alrededor de 90,000 visitas anuales. Existen embarcaciones turísticas que realizan excursiones diariamente.

Old Melbourne Gaol

Se encuentra en Australia, unavieja cárcel, ubicada en Russell Street. Es una de las principales atracciones turísticas de Melbourne que fue abierta desde mediados del siglo 9 hasta 1929, siendo la prisión más antigua de Australia. Cuenta con miles de leyendas e historias ya que fue ocupada por los peores criminales del país. Para todos los amantes del terror, esta es una visita interesante ya que en el tour nocturno cuentan todas las historias terroríficas.

Estas son solo algunas de las cárceles que se han convertido en atracciones turísticas alrededor del mundo.