Ciberataques pueden afectar salud, seguridad y economía. (Gettyimages)

Los ciberataques ponen en peligro la seguridad y economía de una o varias naciones, incluso pueden afectar la salud y economía de las personas; sin embargo, “es exagerado decir que podrían desatar una conflagración mundial”, afirmó Fabián Romo, director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC).

computadoras, tabletas, teléfonos inteligentes, dispositivos como cámaras, alarmas, sensores de puertas, biométricos o médicos, están conectados a Internet, pero su capacidad de procesamiento y memoria es limitada, al igual que sus medidas de seguridad. Por eso, los ciberataques dirigidos a ellos pueden ocasionar daños severos.

“Son fácilmente manipulables, así que una vez programados como si se tratara de dispositivos zombis, siguen una instrucción simple que puede causar un desastre a nivel de comunicación en Internet”, aseguró.

Por ejemplo, si los sistemas de salud, protección civil y bancarios que dependen de las comunicaciones vía Internet fueran objeto de ciberataques, los servicios que brindan estarían en riesgo de sufrir un colapso”, subrayó.

Medidas de seguridad

El propósito de un malware o un virus informático que contamina archivos, es violentar la seguridad de computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes, y abrir huecos de seguridad para que cuando se orqueste un ataque global –conocido también como ataque de día cero– no haya capacidad de reacción si el usuario no activó ninguna medida de seguridad, como un antimalware o un antivirus.

Así, la información y los datos del usuario se verán alterados y su dispositivo podrá formar parte de un ejército cibernético que lance un ataque a sistemas centrales. “A los atacantes les gustan estos sistemas centrales porque saben que, si los vulneran, afectarán muchos servicios, especialmente gubernamentales y bancarios”.

En opinión del actuario, en México no todas las instituciones han implementado medidas de seguridad cien por ciento confiables.

 

Con información de la UNAM

 

LSH