Federico del Toro, padre del cineasta Guillermo del Toro, ganador del Óscar, murió este miércoles a los 90 años en Guadalajara, Jalisco, de una enfermedad nefrológica que lo tuvo hospitalizado más de una semana.

El gobernador del estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, le expresó sus condolencias a la familia de Del Toro mediante un mensaje en Twitter.

“Lamento profundamente el fallecimiento del señor Federico del Toro, padre del cineasta Guillermo del Toro. Mi más sentido pésame para toda la familia, que pronto encuentren resignación”, manifestó el gobernador.

A las condolencias se unieron también vía redes sociales el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) y la Cineteca FICG de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

El director de la multipremiada cinta “La forma del agua” llegó a Guadalajara, capital de Jalisco, desde el pasado 18 de julio para estar cerca de su padre, de 90 años de edad, quien se encontraba grave por complicaciones en los riñones.

Del Toro había visitado Guadalajara en marzo para participar en el Festival de Cine de esa ciudad y entonces afirmó que su padre se encontraba “mejor” de salud, luego de varias recaídas.

Federico del Toro fue empresario e impulsó a su hijo en su vocación cinematográfica.

Luego del secuestro de su padre en la década de los 90, Guillermo decidió emigrar a Estados Unidos donde desarrolló la mayor parte de su carrera fílmica.

El cuerpo del padre del cineasta será velado en una agencia funeraria de la ciudad de Guadalajara.