Foto: El cantautor brasileño Caetano Veloso hizo bailar a los mexicanos en un multitudinario concierto en la (UNAM) durante el festival "Cantares", el 27 de julio de 2019 (EFE)

El cantautor brasileño Caetano Veloso hizo bailar a los mexicanos en un multitudinario concierto en la (UNAM) durante el festival "Cantares" (EFE)

El célebre cantautor brasileño Caetano Veloso hizo bailar este sábado a los mexicanos en un multitudinario concierto en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) durante el festival “Cantares”.

Es una gloria para mí y para mis hijos estar en Ciudad de México”, dijo Veloso (Brasil, 1942) en los primeros minutos de espectáculo.

Durante todo el evento se pudieron escuchar consignas relacionadas con la situación política de Brasil y se vieron carteles en favor de la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, e incluso algunos de los presentes llevaban máscaras de este.

La zona de las Islas de la UNAM, donde se llevó a cabo el festival en el que también actuaron otros artistas como Óscar Chávez o Isabel y Tita Parra, estuvo abarrotada y el clima, tras varios días de lluvias intensas en la ciudad, ofreció una jornada cálida a los asistentes.

Además, a pesar de la gran cantidad de público, se convirtió en un concierto íntimo debido a la compañía del brasileño sobre el escenario, sus tres hijos, de cuya autoría fueron algunos de los temas que sonaron.

También hubo espacio para recordar al cantante y compositor brasileño Joao Gilberto, fallecido el pasado 6 de julio e importante referente de Veloso.

Además interpretaron, ya para terminar la jornada, la célebre canción mexicana “Cucurrucucú Paloma“, la cual todo el público coreó.

Aunque durante el concierto Veloso no mencionó nada de la situación política de Brasil, el pasado jueves en conferencia de prensa en Ciudad de México explicó que el actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, representa una derecha “que es una necesidad loca de destruir todos los bocetos del avance”.

Para él, el político de ultraderecha suena en sus discursos como si fuese un hombre cualquiera, espontáneo y sincero, pero que en realidad trae entre sus palabras muchos conceptos de la dictadura militar (1964-1985).

El propio Veloso estuvo detenido durante varios meses durante la dictadura y exiliado posteriormente, por lo que relaciona la situación del siglo pasado con lo que está sucediendo actualmente.

Con información de EFE

HVI