Roger Federer vence en cinco sets a Marin Cilic para alcanzar su sexto título en el Abierto de Australia; ya son 20 Grand Slam en su palmarés.

De nuevo en el torneo donde reavivó su carrera el año pasado al terminar con una sequía de títulos, Roger Federer lloró mientras levantaba y besaba el trofeo del Abierto de Australia, celebrando su título 20 de un Grand Slam.

Federer comenzó la final con una intensidad que abrumó a Marin Cilic, sexto cabeza de serie, y después mantuvo la calma en una tensa y disputada final para ganar 6-2, 6-7, 6-3, 3-6 y 6-1.

Tras cuatro años sin ganar un major, el suizo lleva ahora tres de los últimos cinco.

“Estoy muy contento. Es increíble”, dijo Federer. “Por supuesto, ganar es un absoluto sueño hecho realidad… el cuento de hadas continúa para mí”.

“Tras el gran año que tuve el año pasado” añadió, respirando hondo para contener las lágrimas, “es increíble”.

El gran Rod Laver animó de forma sonora a Federer mientras se acercaba a su sexto título en Australia, coreando su nombre entre juegos y aplaudiendo los errores de Cilic.

A los 36 años y 173 días, Federer se convirtió en el segundo hombre más mayor que gana un Grand Slam en el formato actual de abiertos, por detrás de Ken Rosewall, que ganó el Abierto de Australia de 1972 a los 37 años.

“Muchas felicitaciones a Roger y su equipo, es increíble lo que pueden hacer”, dijo Cilic. “Ha sido un viaje increíble para mí llegar hasta la final. Tuve una pequeña posibilidad al principio del quinto, pero Roger jugó un gran quinto set”.

Federer comenzó sin tregua, con quiebres en el primer y tercer juego y forzando al croata a sacar una nueva raqueta de su bolsa tras apenas 12 puntos. Federer solo admitió dos puntos en su servicio en el primer set, que duró apenas 24 minutos y se jugó bajo techo en la Rod Laver Arena debido al calor en exterior.

Pero Cilic remontó en el segundo, puso en marcha su gran derechazo y tras no lograr un punto de set en el servicio de Federer en el décimo juego, igualó el marcador en el tiebreaker.

Federer se llevó la tercera manga en 29 minutos y estaba a punto de lograr la cuarta cuando la inercia del encuentro volvió a cambiar y Cilic igualó de nuevo. El porcentaje de Federer de primer servicio cayó de más del 80% en el tercer set al 36% en el cuarto ante la ofensiva de Cilic.

Cilic tuvo dos ocasiones de romper el servicio de Federer en el primer juego del quinto, pero las desperdició con dos errores no forzados. En el segundo juego perdió su servicio y cedió al suizo la ventaja decisiva en el set.

Federer había ganado ocho de sus nueve partidos previos, perdiendo solo en las semifinales del Abierto de Estados Unidos en 2014, donde Cilic logró su primer título de un major.

El suizo no estaba dispuesto a perder en esta ocasión. Mostró su mejor tenis cuando más falta hacía, con un nuevo break en el sexto juego antes de un intento infructuoso de Cilic de punto de partido, y pudo empezar a celebrar.