Porto busca acelerar la renovación del contrato del mediocampista mexicano Héctor Herrera, el cual vence al final de la temporada.

Uno de los temas prioritarios en la agenda de los próximos días en el Porto es la renovación del contrato del mediocampista mexicano Héctor Herrera.

El tema se va tornando urgente ya que Herrera, así como Yacime Brahimi, ambos de 28 años, terminan contrato al final de la temporada y el actual reglamento de la FIFA les dan total libertad para que en enero se comprometan con otros clubes.

Al reforzar el blindaje de los acuerdos con Marega y André Pereira, queda pendiente el del mundialista mexicano, quien será blanco del acoso internacional en la reapertura del mercado de transferencias, en enero, y hasta el próximo verano.

En la sexta temporada de contrato (197 partidos, 27 goles), Héctor Herrera, salió bien valorado del Mundial de Rusia 2018, generando la codicia de varios clubes, entre ellos el Lyon que ofreció 20 millones de euros por el capitán.

Al mantenerse fiel a la promesa hecha a Sérgio Conceição, Porto no vendió a Herrera y ahora tendrá que encontrar argumentos financieros convincentes para asegurar su continuidad hacia el 30 de junio de 2019.

Algo similar tendrá que ser hecho con el extremo argelino, en el quinto año de conexión al club (171 partidos, 44 goles) y de quien los dragones sólo poseen la mitad del pase (el restante 50 por ciento son de Doyen).

Porto no quiere correr la misma suerte con Brahimi y Herrera, como sucedió con Marcano y Reyes, los dos centrales se fueron del equipo a un costo cero al final de la temporada (el español fue a Roma y el mexicano al Fenerbahçe).