Foto: Haití logra una remontada para avanzar por primera vez en su historia a semifinales de la Copa Oro, al imponerse 3-2 a Canadá, junio 29 de 2019 (EFE)

Haití logra una remontada para avanzar por primera vez en su historia a semifinales de la Copa Oro, al imponerse 3-2 a Canadá (EFE)

La selección de Haití completó una remontada histórica de dos goles y venció por 3-2 a la de Canadá en el primer partido de la doble jornada de cuartos de final de la decimoquinta edición de la Copa Oro, que se disputó esta noche en el NRG Stadium de Houston.

El triunfo de Haití, primera del Grupo B, le permitió hacer historia al conseguir por primera vez estar en las semifinales de la Copa Oro después de haber llegado cuatro veces a los cuartos (2002, 2009, 2015 y 2019) en su séptima participación en el torneo más importante de selecciones de la Concacaf.

Ahora Haití tendrá que esperar a conocer al rival que va a tener en semifinales y que saldrá del ganador del duelo que esta noche protagonizan las selecciones de México y Costa Rica, como primera del Grupo A y segunda del Grupo B, respectivamente.

El partido tuvo dos historias completamente diferentes, con Canadá que dominó por completo en la primera parte, cuando por mediación de su hombre gol, el centrocampista Jonathan David, a los 18 minutos ponía, con un gran disparo de pierna derecha, el 0-1, y 10 más tarde, a los 28, sería Lucas Cavallini el autor del 0-2, en jugada individual.

Ambos iban acabar el torneo con seis y cinco goles, respectivamente.

El dominio de Canadá en todas las facetas del juego y la ventaja de 0-2 en el marcador al irse al descanso colocaba a la selección del Norte como la gran favorita a estar de nuevo en las semifinales, que hubiesen sido las terceras de su historia.

Pero todo cambió en la segunda parte, cuando Haití, con mayor poder físico y un espíritu de lucha incansable, recibía el premio en el minuto 50, en una mala cesión de la defensa de Canadá al arquero Milan Borjan, que vio como antes de que le llegase el balón a sus pies se le adelantó Duckens Nazon, se lo ganaba en el rebote y ponía el 1-2 en el marcador, que sería el inicio de la remontada.

Canadá sintió el peso del gol que había regalado a Haití tanto en su ánimo como en su juego, lo que aprovechó el combinado nacional caribeño para que Herve Bazile, en el minuto 70, lograse el empate a 2, que levantaba a los haitianos la moral y les daba el convencimiento de que podrían ganar el partido.

Así fue. Canadá se hundió por completo y de nuevo en otro fallo de la defensa, que no tuvo consistencia a la hora de despejar, vio como en el minuto 76, Wilde-Donald Guerrier recuperó otro balón y ante la salida de Borjan consiguió el tercer y definitivo gol de Haití.

La remontada estaba completada, Canadá no podía creerse que había dejado escapar una ventaja de dos goles y lo que es peor, que desapareció en el manejo del balón, la posición y sobre todo careció de ideas y solidez en el juego defensivo.

La desconcentración le costó a Canadá quedarse fuera de lo que hubiesen sido sus cuartas semifinales en las 14 veces que ha disputado la Copa Oro, siendo campeona en la edición del 2000.

Pero sería Haití la que hizo historia al conseguir el pase a sus primeras semifinales y confirmar que ya se ha convertido en la selección revelación en lo que va del torneo. El partido acabó con 64% de posesión del balón por parte de Canadá, pero Haití fue quien siempre buscó más el gol.

Con información de EFE

HVI