El reloj del exitoso tenista se trata de una pieza de la prestigiada marca Richard Mille con un valor de 850 mil euros, equivalente a casi 20 millones de pesos.

Esta es una pieza prácticamente única, ya que solo existen 50 ejemplares en todo el mundo; Es el reloj más ligero jamás diseñado, el peso de la máquina es de solo 3.83 gramos, lo cual no disminuye el rendimiento del deportista en la cancha.

Está fabricado en titanio y LITAL, un componente alto en litio que logra pureza y resistencia en la pieza, también es utilizado en la industria aeroespacial y en la Fórmula 1.