El Barcelona vence 2-0 al Espanyol (2-1 global) para clasificar a Semifinales de la Copa del Rey; el Camp Nou recibe a Coutinho y despide a Mascherano
El Camp Nou vivió una de esas noches que llenan de tinta los periódicos, de esas por las que los aficionados gritan, lloran, se emocionan, de esas que sencillamente hacen más aficionados al conjunto “Culé”.

El Barcelona tuvo una cascada de emociones, no solamente por conseguir este jueves el último pase a Semifinales de la Copa del Rey, no solo por ganar 2-0 a su gran rival de Cataluña, el Espanyol, sino también por presenciar una emotiva despedida a Javier Mascherano y una cálida bienvenida a Philippe Coutinho.

Los dirigidos por Ernesto Valverde parecían finiquitar el encuentro desde temprano. Luis Suárez volvió a hacer gala de sus dotes al anotar el primer tanto del partido, mientras que Lionel Messi firmó el segundo gol a los 9′ y 25′ respectivamente.

El momento emotivo llegó antes del compromiso, cuando Javier Mascherano fue ovacionado y despedido del Camp Nou, mientras que también, a los 68′, el estadio más grande de Europa veía cómo debutaba el brasileño Philippe Coutinho con la playera blaugrana.