Joachim Löw, técnico de la Selección de Alemania, habló del momento actual que viven sus jugadores lesionados, sobre todo Mesut Özil y Jerome Boateng, quienes siguen con un proceso de rehabilitación de cara a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.

Mesut está bien, no ha tenido molestias en estos últimos días. Le han realizado análisis y se encuentra bien. Tendrá que recuperar un poco el ritmo en los entrenamientos, pero esto no es un problema para Mesut. Con Boateng, mañana, después de los análisis que le van a hacer, decidiremos cuándo se une al resto del equipo. Pero creo que no será dentro de mucho tiempo, aunque no puedo decir una fecha exacta. Habrá que esperar”.

Löw es consciente que tiene tres delanteros muy buenos y que hará uso de ellos de acuerdo al rival que enfrente. Los arietes de la selección campeona del mundo son Timo Werner, Mario Gómez y Nils Petersen.

“¿Un delantero fijo? No, es una posición que siempre hay que ocupar según el rival contra el que se juege. Por ello ahora mismo tenemos tres delanteros aquí y veremos cómo evolucionan”.

El estratega también sabe que con solo dos partidos en este 2018, Alemania debe trabajar mucho de cara al Mundial si quiere repetir el título obtenido en 2014.

“Tan solo hemos jugado dos partidos este año, por lo que todavía nos queda trabajo por hacer”.